Yorkshire Terrier

Yorkshire Terrier

Yorkshire Terrier | Gran Bretaña | Terriers de compañia

TAMAÑO PEQUEÑO: machos de 25 a 40 cm. | hembras de 25 a 40 cm.

PESO: machos de 1,5 a 4 kg. | hembras de 1,5 a 4 kg.

ESPERANZA DE VIDA: de 13 a 16 años.


  TEMPERAMENTO:

Es activo, sobreprotector, le encanta ser el centro de atención. Es una raza fácil de adiestrar, siempre y cuando el propietario sea constante. Tienden a ladrar mucho, y esto los convierte en excelentes perros vigilantes.


Los clubes especializados de la raza o asociaciones caninas no reconocen el término «teacup» o tacita de té, al ser una palabra usada solamente como un truco publicitario para vender a los animales enanos o nacidos prematuramente.

  ATRIBUTOS:

ADIESTRABILIDAD:
8 / 10
VIGILANTE:
10 / 10
INTELIGENCIA:
8 / 10
AMIGO DE LOS GATOS:
7 / 10
BUENO CON LOS NIÑOS:
10 / 10

  SALUD Y CUIDADOS ESPECÍFICOS:

Los problemas de salud que se ven frecuentemente en la raza pueden incluir: bronquitis, linfangiectasia, derivación portosistémica, cataratas, y queratitis seca.

Además, a menudo tienen un sistema digestivo delicado, resultado en vómitos o diarrea por el consumo de alimentos fuera de su dieta regular.

El tamaño relativamente pequeño del perro implica que, por lo general, tendrá mala tolerancia a la anestesia.

También pueden sufrir alergias en la piel y puede ocurrir alguna inflamación o pérdida de pelo como reacción a una inyección.


HISTORIA:

La raza se originó en Yorkshire y la contigua Lancashire, una escarpada región al norte de Inglaterra.1 A mediados del siglo XIX, obreros procedentes de Escocia llegaron a Yorkshire en busca de trabajo, trayendo consigo diferentes variedades de pequeños terrier. La cría del Yorkshire Terrier fue realizada principalmente por trabajadores (en su mayoría de los molinos o fábricas de algodón y lana) en los condados de Yorkshire y Lancashire.

Desafortunadamente los detalles acerca de la raza son escasos; A. Foster es citada diciendo en 1886: «Si tenemos en cuenta que fueron los trabajadores de los molinos quienes dieron origen a la raza... y siendo casi todos hombres ignorantes, que no estaban acostumbrados a divulgar información para uso público, podemos entender la razón del por qué es difícil conseguir datos fiables».

Lo que se sabe es que la raza surgió de tres perros diferentes, un macho llamado Old Crab y una hembra llamada Kitty, mientras que el nombre de la tercera hembra se desconoce. También figuraron entre los primeros animales que dieron origen a la raza el Paisley terrier, una versión más pequeña del Skye terrier que fue criado por su pelo largo, hermoso y sedoso, el Waterside terrier, y el Clydesdale terrier. Algunas autoridades creen que el Maltés también fue utilizado.

A. Foster lo sintetizó de la siguiente forma: «Fue completa y originalmente creado a partir de los terrier de Escocia y se muestra como tal... el nombre de Yorkshire terrier le viene dado a cuenta de haber sido perfeccionado en Yorkshire».

Durante la Era victoriana, la raza fue popular como mascota y perro de exposición en Inglaterra, y entre las costumbres victorianas que los estadounidenses abrazaron estuvo también la del Yorkshire Terrier.

Su primera aparición en una exposición canina tuvo lugar alrededor de 1880, e inmediatamente encontró una gran aceptación en el público, llegando a ocupar el primer lugar en las razas inglesas y convirtiéndose en uno de los perros de compañía más difundidos en todo el mundo.

La popularidad de la raza decayó en la década de 1940, cuando el porcentaje de perros de razas pequeñas registrados disminuyó a un mínimo histórico del 18% en las matriculaciones totales de América.

Un ejemplar llamado Smoky, fue un perro famoso durante la Segunda Guerra Mundial, y se le acredita por haber renovado el interés en la raza.

  FOTOS:



  ASPECTO GENERAL:

Las características de esta raza son: tamaño pequeño con un peso aproximado, de acuerdo al estándar de la raza, de 3,2 kg (7 libras) y su pelo es marrón, negro y gris. El Yorkshire terrier original era un perro de unos 6 a 7 kilos (13lb a 15lb aprox.) de peso, y era utilizado para cazar ratas y otros roedores.

En los adultos, se da importancia al color del manto, calidad y textura. El pelo debe ser brillante, lacio y sedoso; tradicionalmente es largo con una partición en medio de la espalda, que «no debe impedir el movimiento». Desde la parte posterior del cuello hasta la base de la cola, el pelo debe ser de un color gris oscuro a un color negro, y el pelo de la cola debe ser de un negro más oscuro. En la cabeza, el pecho y las piernas, el pelaje debe tener un brillante y un rico tono tostado, más oscuro en las raíces que en el centro, que sombrea hasta tener un tostado ligero en las puntas. También, en los perros adultos, no debe haber pelos oscuros mezclados en ninguna parte del color tostado.

Los adultos que presentan otros colores en la capa exterior del pelo, o que tienen pelaje muy delgado y fino o de aspecto lanudo, son atípicos Yorkshire terrier y debe evitarse reproducirlos de forma intencional.

Su cabeza es más bien pequeña y plana, el cráneo no muy prominente o redondo. El hocico no demasiado largo, nariz negra. Sus ojos son medianos, oscuros, brillantes, de expresión inteligente. Sus orejas son pequeñas, en forma de V, erectas, no muy separadas, cubiertas de pelo corto.

Su cola, amputada, de longitudinal media con un montón de pelo. Sin amputar: Con bastante pelo, color más oscuro que el resto del cuerpo, especialmente al final de la cola.