Perro Majorero

Perro Majorero | España | Perros de pastor

TAMAÑO GRANDE: machos de 57 a 63 cm. | hembras de 55 a 61 cm.

PESO: machos de 30 a 45 kg. | hembras de 25 a 35 kg.

ESPERANZA DE VIDA: de 12 a 14 años.


  TEMPERAMENTO:

Debido a su condición de perro guardián, el Perro Majoreo o Perro Bardino es valiente, firme y está siempre alerta. Desarrolla; asimismo, un gran apego por su amo y su familia. Por el contrario es especialmente territorial con otros perros y desconocidos.

 ... 
 

Por la ferocidad de esta raza, la experiencia demuestra que es altamente aconsejable que se establezca una relación de afecto y confianza con todos los miembros de la familia.

  ATRIBUTOS:

ADIESTRABILIDAD:
7 / 10
PERRO GUARDIÁN:
10 / 10
INTELIGENCIA:
7 / 10
AMIGO DE LOS GATOS:
4 / 10
BUENO CON LOS NIÑOS:
6 / 10

  SALUD Y CUIDADOS ESPECÍFICOS:

El perro majorero o perro bardino es un perro rústico, muy saludable y resistente.

Esta raza es demandante de ejercicio y actividad al aire libre, por lo que no resulta muy apto para la vida en espacios pequeños.

Dado su carácter territorial es necesario trabajar una correcta socialización con otros perros, así como con personas.

HISTORIA:

El perro majorero o perro bardino es oriundo de la isla de Fuerteventura, y hunde sus orígenes en la llegada de los castellanos a dicha isla en 1404.

En la isla se usaron estos perros como pastores de ganado y para tareas de guardia y esa fue su tarea fundamental hasta tiempos recientes.

Desgraciadamente, el sucesivo mestizaje con otras razas importadas llevó al majorero al borde de la extinción.

No es hasta los años 80 que se proyecta una recuperación, especialmente a partir de la primera reunión monográfica sobre la raza celebrada en 1979.

En 1994 la raza obtuvo el reconocimiento formal por la Real Sociedad Canina de España. Los trabajos de recuperación de la especie continúan a día de hoy en su isla de origen siendo un perro de difusión localizada aunque cada vez más apreciado en todo el archipiélago por sus aptitudes en el pastoreo.

  FOTOS:



  ASPECTO GENERAL:

Utilizando la terminología popular de la isla donde el Perro Majorero se ha conservado, la apariencia o estampa es conocida por "vitola".

El Bardino es un perro medio, casi cuadrado, con la grupa algo más alta que la cruz; compacto, de ancho cuello, que parece desproporcionado con su menor cabeza, pero que es precisamente lo que permite su fuerza de agarre y firmeza en la presa o mordida; recio, de marcada figura sin resaltes, al quedar sus orejas fruncidas a la cabeza.

Su pecho es ancho y profundo, factor que facilita su gran capacidad de resistencia a la andadura, al calor y a la falta de agua.

Su andar es alegre, vivo, con firme pero amortiguado movimiento de las manos motivado por la irregularidad y asperezas de los distintos terrenos, y más sobre las abundantes masas lávicas, adaptando su paso y pisada de manera que mantiene la elegancia de su andadura, que se tensa en los trotes y vertiginosas carreras que realiza en sus tareas de pastoreo y "apañas".

Característico por su forma de sentarse: lo hace sobre un lado, normalmente con la mirada atenta a lo que le rodea, como razón de ser su proverbial condición de vigilante.

Su piel es gruesa, sin arrugas y bien pigmentada. Su pelo no es largo ni muy corto, fuerte pero suave y de fácil brillo al tacto. Muestra franjas de pelos algo más largas, tipo pelambrera, se presentan en la zona baja de la cola y parte posterior del muslo. Su pelaje en el resto del cuerpo se distribuye uniformemente, sin barbas, crines ni mayor largura en el cuello.

Sus colores son siempre abardinados o "lagartiados", por su forma o trazado parecen franjas atigradas que pueden marcarse bien o notarse suavemente sobre capas que van del verdoso al beige, con tonalidades gris claro y oscuro, melada o almendrado, amarillenta y aún muy oscuro o negro pero siendo imprescindible se le pueda distinguir las franjas - dirección vertical a partir del lomo - citadas.