Perro-Lobo de Saarloos

Perro-Lobo de Saarloos

Perro-Lobo de Saarloos | Países Bajos | Perros de pastor

TAMAÑO GRANDE: machos de 65 a 75 cm. | hembras de 60 a 70 cm.

PESO: machos de 36 a 41 kg. | hembras de 36 a 41 kg.

ESPERANZA DE VIDA: de 11 a 13 años.


  TEMPERAMENTO:

El Perro-Lobo de Saarloos es muy enérgico, activo, independiente e inteligente. Por su genética estos perros no están capacitados para cumplir un trabajo en particular y por eso su temperamento no refleja el típico temperamento de los perros pastores.

Sus capacidades olfatorias parecen ser muy superiores a las habituales en la especie canina. Es muy disuasivo, cabe preguntarse si es razonable educarlo como perro guardián y de defensa.

 ... 
 

El Perro-Lobo de Saarloos mantiene un estrecho ligamen con su amo, siendo un perro muy devoto y entregado. Hacia los extraños es reservado y un tanto suspicaz. Prevalece ante situaciones desconocidas su instinto de lobo; un acercamiento no deseado y forzado por un extraño puede acabar en catástrofe.

  ATRIBUTOS:

ADIESTRABILIDAD:
5 / 10
PERRO GUARDIÁN:
5 / 10
INTELIGENCIA:
9 / 10
AMIGO DE LOS GATOS:
4 / 10
BUENO CON LOS NIÑOS:
7 / 10

  SALUD Y CUIDADOS ESPECÍFICOS:

Esta raza es muy saludable; sin embargo, al ser el Saarloos un perro grande y tener como ancestro al Pastor Alemán, no está de más tomar precauciones para prevenir los problemas ocasionados por la displasia de cadera.

El cuidado del pelo no es especial, y basta con el cepillado y peinado regular. No es buena idea bañar a estos perros con mucha frecuencia, y sólo debe hacerse cuando los perros están sucios.

Los perros lobos de Saarloos necesitan mucho ejercicio y no les basta con unos paseos cortos cada día. Estos perros necesitan largos paseos cada día y, mejor aún, la posibilidad de correr y explorar libremente en un área amplia pero segura. No son perros adecuados para la vida en interior.

Estos perros necesitan compañía constante, ya que evolucionaron como animales altamente sociables dentro de su clan familiar. No son perros de canil y necesitan pasar mucho tiempo con su familia, ya sea que ésta comprenda sólo humanos o humanos y perros.

HISTORIA:

A pesar de su apariencia lobuna y comportamientos primitivos, esta es una de las razas caninas más recientes y planificadas. Fue creada por Leendert Saarloos, un holandés aficionado al Pastor Alemán, que pensaba que la cría intensiva de esos perros los había debilitado físicamente.

Leendert Saarloos (1884-1969) amaba la naturaleza y, sobre todo, a los perros. Consideraba que los perros estaban demasiado humanizados, y dado que era un experto conocedor del Pastor Alemán, pretendió restablecer las aptitudes naturales de esta raza, para formar un perro de utilidad más completo.

Para ello, cruzó un macho de Pastor Alemán (Gerard van der Fransenum), un clásico perro prusiano, con Fleuri, una hembra lobo de la rama siberiana del tipo europeo (1932).

El legado de Leendert Saarloos, no nos dejo a un perro de trabajo, sino a un perro con atributos más lobunos que de pastor.

En 1975, seis años después de la muerte de Leendert Saarloos, la raza fue reconocida por el kennel club holandés, bajo el nombre de perro lobo de Saarloos, en honor a su creador.

  FOTOS:



  ASPECTO GENERAL:

El Perro Lobo de Saarloos es un perro de constitución fuerte, cuya apariencia externa (estructura, movimiento y pelaje) recuerdan al lobo. Su construcción es balanceada y tiene los miembros bastante largos sin dar la apariencia de ser de extremidades largas. Las diferencias de las características sexuales secundarias son pronunciadas entre machos y hembras.

Su cabeza da la apariencia de un lobo y su tamaño suele ser armonioso en relación al cuerpo. Vista desde arriba y de lado, tiene forma de cuña. La línea del hocico hacia el arco cigomático bien desarrollado es muy característica.

Sus ojos suelen ser amarillos, con forma de almendra. Implantados ligeramente oblicuos, no protuberantes y sin ser redondos, con párpados bien apretados. La expresión es alerta, reservada, pero no ansiosa. Los ojos son una característica típica de la raza la cual subraya la apariencia semejante al lobo.

Sus orejas son de tamaño medio, carnosas, triangulares, con la punta redondeada. Con pelos en el interior. La implantación está al nivel de los ojos. Son sumamente móviles y expresan las emociones y sentimientos del perro.

Su cuello es seco y muy musculoso, uniéndose con la espalda en una línea muy floja. Así mismo floja es la línea de la garganta al pecho. La piel floja de la garganta es mínima y no es conspicua. Es típico en el Perro Lobo de Saarloos que, en un trote relajado, la cabeza y el cuello casi formen una línea horizontal.

Su cola es ancha y de pelo profuso en la implantación, alcanzando al menos los corvejones; implantada ligeramente baja, lo cual es generalmente acentuado por una ligera depresión en el implante. Lleva la cola ligeramente curva en forma de sable o casi recta. La suele llevar ligeramente más arriba cuando el perro está excitado o trotando.

El Perro Lobo de Saarloos es un trotador incansable típico, que fácilmente puede cubrir grandes distancias. Se cansa muy poco debido a su movimiento natural reminicente del lobo. Se distingue de otras razas por su movimiento muy específico, ágil y ligero. En un trote libre y desenvuelto el Perro Lobo de Saarloos lleva el cuello y la cabeza casi al nivel horizontal: en esta posición, la posición de los ojos y la forma triangular de la cabeza son particularmente características.

El pelaje de verano difiere mucho del pelaje de invierno. En invierno la capa interna de pelos predomina en general, la cual conjuntamente con el pelo de la capa externa forma un pelaje abundante, cubriendo el cuerpo entero y formando un collar distintivo en el cuello. En el pelaje de verano, el pelo de la capa externa de pelos predomina. El cambio de la temperatura en otoño y en invierno puede tener gran influencia en la capa interna de pelos.

Sus colores van desde el negro sombreado claro hasta el oscuro, también llamado gris lobo.