Perro-lobo Checoslovaco

Perro-lobo Checoslovaco

Perro-lobo Checoslovaco | República Checa | Perros de pastor

TAMAÑO GRANDE: machos de 63 a 65 cm. | hembras de 58 a 62 cm.

PESO: machos de 26 a 31 kg. | hembras de 25 a 27 kg.

ESPERANZA DE VIDA: de 13 a 16 años.


  TEMPERAMENTO:

El Perro-lobo Checoslovaco es ardiente, muy activo, resistente, de reacciones rápidas, valiente e intrépido. A su amo le muestra una fidelidad extraordinaria; sin embargo, es distante y desconfiado con los desconocidos, sobre todo con los hombres.

El Perro-lobo Checoslovaco desarrolla una relación social muy fuerte, no sólo con su dueño, sino con toda la familia. Se puede acostumbrar fácilmente a vivir con otros animales domésticos; sin embargo, las dificultades pueden aparecer en los encuentros con animales de extraños.

 ... 
 

Al igual que el lobo las hembras de esta raza suelen tener únicamente un celo al año. Es una raza extremadamente leal e inteligente.

  ATRIBUTOS:

ADIESTRABILIDAD:
5 / 10
PERRO GUARDIÁN:
5 / 10
INTELIGENCIA:
9 / 10
AMIGO DE LOS GATOS:
4 / 10
BUENO CON LOS NIÑOS:
7 / 10

  SALUD Y CUIDADOS ESPECÍFICOS:

Esta raza es más saludable que la media; sin embargo, como es común en perros grandes pueden padecer displasia de cadera.

El Perro-lobo Checoslovaco precisa de un hábitat holgado y se desaconseja sustancialmente tenerlo atado a un árbol.

Para favorecer un desarrollo equilibrado durante sus primeros ciclos de vida; es necesario que se sientan envueltos por un ambiente de familia.


HISTORIA:

En 1955, se realizaron cruces entre perros de pastor almenes y lobos de los Cárpatos. En 1965, se elaboró un proyecto de cría sistemática de esta nueva raza, presentada como una síntesis de lobo y perro que saca el mejor partido posible de las cualidades de sus dos ancestros.

En 1982, el Comité de las asociaciones de criadores de Checoslovaquia reconoció al Perro-lobo Checoslovaco como raza nacional, y en 1994 obtuvo el reconocimiento de la FCI.

  FOTOS:



  ASPECTO GENERAL:

Esta raza es de constitución fuerte, de tamaño más grande que mediano, con un marco cuadrado, con un parecido al lobo en su estructura corporal, en su movimiento, en su pelaje, en el color del pelo y en el color de la máscara.

Su cabeza es simétrica, bien musculada, vista de los lados y de arriba, forma una cuña truncada y sus características sexuales estan bien establecidas. En su cráneo, visto de frente y de los lados, se puede distinguir una frente abultada. No presenta surco frontal notorio. La protuberancia occipital se distingue claramente.

El pelo del invierno es muy diferente al del verano. En el invierno la lanilla interna es muy densa; en conjunto con la capa externa, cubre a todo el cuerpo con un grueso pelaje.

Sus colores van desde un gris amarillento hasta un gris plateado, con la característica máscara clara. Pelo claro bajo el cuello y en la parte anterior del pecho.