Deerhound / Lebrel Escocés

Lebrel Escocés

Deerhound / Lebrel Escocés | Gran Bretaña | Lebreles

TAMAÑO GIGANTE: machos de 75 a 80 cm. | hembras de 70 a 76 cm.

PESO: machos de 40 a 50 kg. | hembras de 35 a 43 kg.

ESPERANZA DE VIDA: de 8 a 11 años.


  TEMPERAMENTO:

Si bien el Lebrel Escocés o Deerhound presenta una constitución física adecuada para desplegar gran velocidad, exhibiendo la fortaleza y resistencia necesarias para derribar a un ciervo, se caracteriza por su dignidad y nobleza.

Este can es dócil y amistoso, obediente y fácil de entrenar, por la disposición que muestra para complacer a su dueño. El Deerhound, de naturaleza bondadosa, nunca se muestra desconfiado, agresivo o nervioso y se mueve con tranquila dignidad transmitiendo una sensación de calma.


Si bien tiene el aspecto de un Greyhound de pelo áspero, aunque de mayor tamaño y con osamenta más robusta, el Lebrel Escocés es un perro con mucho temperamento, así como un excepcional cazador y corredor, del que es muy difícil distanciarse.

  ATRIBUTOS:

ADIESTRABILIDAD:
8 / 10
ADAPTABILIDAD:
10 / 10
INTELIGENCIA:
8 / 10
AMIGO DE LOS GATOS:
8 / 10
BUENO CON LOS NIÑOS:
8 / 10

  SALUD Y CUIDADOS ESPECÍFICOS:

Son propensos a padecer algunas enfermedades comunes en perros de razas grandes, tales como la displasia de cadera, torsión gástrica o cáncer de huesos.

La torsión gástrica es particularmente frecuente en esta raza, por lo que es beneficioso alimentar al Lebrel Escocés adulto en varias raciones pequeñas al día, en lugar de una o dos abundantes. Además se debe evitar el ejercicio intenso justo después de la comida.

El pelaje áspero y desgreñado de estos perros necesita más cuidados que el pelaje de otros galgos. Es necesario cepillarlo regularmente, además de algunas sesiones de peluquería canina.

HISTORIA:

Antecedentes demuestran que el Lebrel Escocés o Deerhound ha existido en una época antes de la historia registrada.

Los origenes de esta raza son tan antiguos, y sus nombres descriptivos se han mezclado tanto que aún no se ha aclarado si el Deerhound fue en un tiempo idéntico al antiguo Lobero Irlandés.

Definitivamente podemos identificar la raza como Lebrel Escocés o Deerhound ya en los siglos XVI y XVII. La historia de estos canidos está llena de romanticismo creciente en todo su esplendor.

El Deerhound fue criado para cazar ciervos y venados. En las tierras altas de Escocia, el último territorio en el que el ciervo se mantuvo en un estado salvaje, se convirtió en el último reducto de esta raza. En 1769 la raza sufrió bajas considerables.

No fue sino hasta 1825, cuando la restauración de la raza se llevó a cabo con mucho éxito por Archibald y Duncan McNeill. El Deerhound recuperó su lugar de preeminencia y perfección.

Distintos programas de cruces y selección han dado como resultado al lebrel que conocemos y, sin duda, hoy en día vuelve a ser una raza emblemática.

  FOTOS:



  ASPECTO GENERAL:

El Lebrel Escocés o Deerhound es un perro gigante de patas largas y cuerpo delgado pero fuerte. Su expresión inteligente complementa a la perfección su porte elegante y distinguido. Su cabeza es alargada. Su hocico, también largo, cuenta con fuertes dientes que cierran en una mordida en tijera. Sus ojos son moderadamente redondeados y de color pardo oscuro o avellana.

Sus orejas son de inserción alta y son de color oscuro. Cuando está en reposo, las lleva dobladas hacia atrás. Cuando está en actividad, las lleva levantadas por arriba de la cabeza, pero sin perder el pliegue. Su movimiento es de buen alcance, activo y alineado.

Su cola es gruesa en su base y se estrecha hacia el extremo. Es larga y la punta casi alcanza el suelo cuando cuelga completamente relajada.

El pelaje desgreñado y áspero del Lebrel Escocés suele medir aproximadamente entre ocho y diez centímetros de largo. El pelo de la cabeza, pecho y vientre es más suave. Presenta una ligera franja de pelo en la parte interna de los miembros anteriores y posteriores.

Normalmente son de color gris-azulado, abarcando diferentes tonos de grises, leonado, amarillo, rojo-arena o rojo-fuego.