(Tchuvatch) Cuvac Eslovaco

Tchuvatch Eslovaco

(Tchuvatch) Cuvac Eslovaco | Eslovaquia | Perros de pastor

TAMAÑO GRANDE: machos de 62 a 70 cm. | hembras de 59 a 65 cm.

PESO: machos de 13 a 20 kg. | hembras de 13 a 20 kg.

ESPERANZA DE VIDA: de 11 a 13 años.


  TEMPERAMENTO:

Es extremadamente fiel, valiente y siempre está listo para enfrentarse a cualquier animal dañino; lobos y osos inclusive. Siendo una tradición antigua y con la finalidad de diferenciarlo durante la noche de las fieras del campo; únicamente fue criado en color blanco.


Antiguamente fue utilizado como perro de pastoreo y alpino en las montañas altas y áridas, y como perro vigilante en los cortijos y en las fronteras e independientemente del tipo de terreno y a pesar de ser un perro muy poderoso; el Cuvac se mueve con una sorprendente soltura.

  ATRIBUTOS:

ADIESTRABILIDAD:
8 / 10
PERRO GUARDIÁN:
9.5 / 10
INTELIGENCIA:
9.5 / 10
AMIGO DE LOS GATOS:
7 / 10
BUENO CON LOS NIÑOS:
9 / 10

  SALUD Y CUIDADOS ESPECÍFICOS:

Esta raza es más saludable que la media; sin embargo, como es común en perros grandes pueden padecer displasia de cadera.

Necesitan practicar ejercicio de modo continuo. En su genética perdura el instito de trabajo y presentan dificultades para adaptarse a una vida encerrados en un piso.

En la primavera es cuando pierden más pelo; por tanto, es necesario bañarlos con cierta frecuencia para eliminar todo el pelo muerto, además del cepillado que requieren normalmente.

Esta raza evoluciono hacia la vida social; por consiguiente, demandan mucha compañía.


HISTORIA:

El Cuvac Eslovaco, junto con el borrego cimarrón, el caballo Hucul y los característicos habitantes de las montañas, formaron los fundamentos económicos esenciales para usufructar los campos de ganado.

Las montañas eslovacas pertenecían en su mayoría al pueblo libre que no estuvo sometido a las servidumbres de la Edad Media, el pueblo protegía las fronteras del país y sus labores se reducían prácticamente a elaborar quesos de oveja; esta coalición respondía al nombre de: "Alianza de Wallach".

Los miembros de este grupo militar y pastoral llevaban a cabo sus servicios en los agostaderos siempre acompañados con el típico perro blanco de vigilancia, el Cuvac Eslovaco.

El Cuvac Eslovaco ha mostrado sus aptitudes como buen cuidador, guardián y compañero, así como guía de los rebaños de ovejas, al cuidado del ganado vacuno y también en los pastoreos de pavas y de otros animales domésticos; así como en la guardia de diversos objetos.

El registro genealógico del Cuvac Eslovaco fue iniciado en Checoslovaquia hace más de 30 años por el catedrático Anton Hruza de la Facultad Veterinaria de Brünn. El material inicial provenía de la región de Liptovska Luzna, Kokava, Vychodna de Tatrach y de los alrededores de Rachovo en los Cárpatos. El primer criadero recibió el nombre de: "Ze zlaté studny" (del pozo dorado) y fue fundado en Svitavy u Brna.

Genéticamente el Cuvac Eslovaco se puede caracterizar como un perro de montaña leuzístico con hocico negro, y en menor proporción como un perro blanco flavistico con hocico pardo y ojos más claros.

  FOTOS:



  ASPECTO GENERAL:

Las características raciales del Cuvac Eslovaco corresponden al tipo de perro de montaña con una constitución fuerte, figura majestuosa y pelaje denso y blanco.

Su cráneo es fuerte, de forma alargada con un epicráneo amplio; la frente amplia muestra un surco superficial dirigido hacia atrás. Los arcos superciliares, de forma apropiada, son inclinados hacia los lados. La corona es plana. La nuca está bien delimitada de la protuberancia occipital, la cual es fuerte y moderadamente marcada. El perfil del cráneo es un poco abombado.

Su cuello es recto, llevado en alto si el perro está excitado. Es largo como la cabeza; en el macho es muy poderoso y cubierto de una hermosa melena; sin papada.

Su cola es de inserción baja, en reposo cuelga hacia abajo y alcanza hasta la articulación tibio-tarsiana. Durante el movimiento es llevada en forma curvada sobre los lomos.

Su pelo con excepción de la cabeza y miembros es denso, sin raya en la espalda y sin franjas en la cola o en las partes posteriores de los muslos. Los machos presentan una melena notable. En el verano, la lanilla interna se cae y el pelaje se hace menos denso.