Carlino - Pug

Carlino Pug

Carlino Pug | China | Perros de compañia

TAMAÑO PEQUEÑO: machos de 30 a 35 cm. | hembras de 30 a 35 cm.

PESO: machos de 6 a 8 kg. | hembras de 6 a 8 kg.

ESPERANZA DE VIDA: de 12 a 15 años.


  TEMPERAMENTO:

Esta es una raza que tiene un gran encanto, dignidad e inteligencia, aunque al igual que otras razas inteligentes puede ser bastante terca. El Pug es una raza con un temperamento equilibrado y un talante alegre y vital. La amistad que muestra suele ser efusiva; de hecho, la mayoría de Pug parecen estar constantemente encantados de conocer a personas y muestran un especial afecto por los niños.

De todas formas, aunque se muestra amistoso con los extraños, dedica la máxima fidelidad a su propietario y su familia.


El Pug es una raza valiente que, a pesar de su diminuto tamaño, disfruta haciendo ejercicio fuera de casa y tiene un cierto instinto osado y deportivo que puede hacer que a veces se meta en problemas con otros perros. Con esto no se pretende decir que los Pug suelan ser agresivos, aunque puede que a veces lo sean debido a los celos.

  ATRIBUTOS:

ADIESTRABILIDAD:
8 / 10
VIGILANTE:
8 / 10
INTELIGENCIA:
8 / 10
AMIGO DE LOS GATOS:
8 / 10
BUENO CON LOS NIÑOS:
10 / 10

  SALUD Y CUIDADOS ESPECÍFICOS:

El pug es una de las razas llamadas braquicéfalas, lo que significa que tiene una cabeza redondeada y un hocico muy corto con los ojos protuberantes. Por lo tanto, padecen del síndrome braquicefálico, y debido a que su nariz es muy corta, a menudo, sufren disnea (dificultad para respirar), también pueden sufrir de lesiones en la córnea por la irritación constante con el pelo del pliegue nasal. Al ser braquicéfalos soportan mal el calor. Tienen la tráquea más estrecha que otras razas de perro, y pueden padecer serios problemas respiratorios y problemas del corazón.

Un 1% de los cachorros pueden llegar a presentar una enfermedad neurológica degenerativa llamada encefalitis del pug (o PDE por sus siglas en inglés). Esta enfermedad es letal y no tiene cura conocida. Por esta misma razón los perros no deben reproducirse antes de los dos años, con el fin de no transmitir este gen a su descendencia. Pasado el año de vida es muy poco probable que el pug llegue a presentar esta enfermedad.

Dada la particular forma de su cráneo, sus ojos tienen un aspecto saltón y alegre. Al encontrarse los ojos localizados anteriormente, están más expuestos al roce con plantas y objetos que los ojos de otros perros, y es recomendable llevarlos al veterinario cuanto antes si presentan una lesión. Es recomendable que se limpien una vez a la semana los ojos del animal con un algodón humedecido con agua hervida fría o té frío, con el fin de eliminar secreciones y/o suciedad.


HISTORIA:

Las teorías acerca del origen del Pug han provocado grandes debates a lo largo de los años. Algunos creían que la raza era originaria del Lejano Oriente, mientras que otros pensaban que fue en Europa. Actualmente se acepta, mayoritariamente, que el Pug tuvo su origen en China, desde donde pasó a Japón y más tarde a Europa. Es también bastante probable que el chato Pug, cruzado con otras razas europeas dolicocéfalas (de cráneo largo), sea antepasado de muchas otras razas braquicéfalas (de cráneo redondo).

En China existe, desde hace mucho tiempo, una raza canina llamada Happa (a veces se escribe Ha-pa), que es similar a un Pequinés con el pelo liso. De hecho, mucha gente cree que el Happa podría ser el antepasado del Pug. Los perros chatos son conocidos en China con el nombre de Lo-sze y, aunque puede que fueran conocidos en tiempos tan remotos como en el año 1115 a.C., no existen pruebas de su existencia hasta el año 663 a.C.

El Lo-sze poseía unas características que lo distinguían claramente del Pequinés: su hocico era diferente, la capa era corta y las orejas eran pequeñas y en forma de hoja de parra. Hacia el año 732 d.C. leemos acerca de la existencia de un can pequeño y chato llamado perro Suchuan pai que fue enviado, junto con otros regalos, de Corea a Japón. La palabra «Pai» fue utilizada para designar a este tipo de perro y es posible que a los oídos europeos este nombre se pareciera al que se utiliza actualmente en Occidente: "Pug ". En 1731, se definía la palabra «pug» como el apodo de un mono o un perro. Los titís eran mascotas populares en esa época y es probable que la cara chata del Pug hiciera que compartieran ese nombre.

Otra posibilidad es que el nombre derive de la palabra latina pugnus, que significa «puño», ya que había gente que pensaba que la cara del Pug se parecía a un puño cerrado. La palabra «pug» o «pugge» era también un término cariñoso, aunque puede que también derivara de «Puck», lo que evoca imágenes shakesperianas de una cara traviesa.

En algunos países europeos, el Pug sigue siendo conocido con el nombre de «Mops», que procede de la palabra holandesa Mopshund. El verbo mopperen significa «refunfuñar» y puede que el nombre «Mops» se comenzara a utilizar debido al aspecto arrugado y con el ceño fruncido de este perro.

En Francia, el nombre utilizado fue el de Carlino, en honor a un conocido actor del siglo XVIII famoso por su papel como Arlequín. Se cree que en Francia se utilizó y se sigue utilizando el nombre Carlino debido a la máscara negra de esta raza.

  FOTOS:



  ASPECTO GENERAL:

El Pug es pequeño, cuadrado, rechoncho y tiene unas proporciones bien combinadas, además de una musculatura compacta, lo que hace que sea un animal pequeño y fuerte bastante diferente de la mayoría de los perros pertenecientes al grupo de razas miniatura. Su peso ideal es de 6,3-8,1 kg, aunque algunos tienen un peso algo mayor y, seguramente, pocos machos habrá que pesen menos de 8,1 kg. Aunque el estándar no diferencia entre la talla de los machos y las hembras, aquellos suelen ser algo mayores que las hembras.

Siempre debería recordar que los Pug suelen disfrutar mucho con su comida y pueden ser bastante glotones. Así, es necesario tener un control suficientemente estricto de su dieta para que no acabe con sobrepeso. Una vez el Pug haya adquirido un peso excesivo, será extremadamente difícil que lo pierda.

El tórax del Pug es amplio y el cuerpo se encuentra implantado sobre unas extremidades fuertes. La cabeza, que es grande, redonda, arrugada y con unos ojos oscuros y globulares se ve compensada en la parte trasera por la cola, que es de implantación alta y fuertemente enroscada por encima de la cadera, siendo muy deseable que tenga un doble tirabuzón.

-Colores y capa:

Podemos encontrar Pug de color plateado, albaricoque, leonado y negro, aunque actualmente los de color plateado escasean. Aunque no se menciona en el estándar de la raza, los Pug leonados tienen una doble capa, que consiste en una capa externa resistente a la intemperie y en una subcapa suave y aislante. En los Pug negros la capa es sencilla.

Los colores están claramente definidos y deberían disponer de una línea negra (también llamada «señal») que se extienda desde la parte posterior de la cabeza hasta la cola. La máscara (u hocico) también debería ser lo más negra posible, al igual que las orejas, los lunares de los pómulos y el diamante (o mancha de pulgar) de la frente.

El pelaje del Pug es de fácil cuidado, ya que es liso, fino y suave. Se trata de una capa corta y lustrosa que no debería ser ni áspera ni lanosa al tacto. El pelaje del Pug muda, aunque no tanto como el de muchas otras razas. La gente que padezca alergia debería comprobar, antes de adquirir un Pug, que su pelo no les cause molestias. Debe tener muy presente que el perro permanecerá a su lado de por vida, así que debe asegurarse de haber tomado una buena decisión y haberse informado bien antes de decidirse por una cierta raza.

En cuanto a las alergias, algunos Pug sufren alergia a las pulgas, así que es muy importante que mantenga al suyo libre de estos parásitos.

Debido a las arrugas de su cabeza, se debe tener un especial cuidado para mantener esta zona limpia y así evitar cualquier acumulación de suciedad que podría provocar irritaciones cutáneas.

-Cola:

La cola enroscada del Pug es natural y no se corta para que tenga este aspecto. De hecho, no es tan corta como pudiera imaginarse con una primera impresión; lo que pasa es que está muy enroscada.

Hace poco se ha visto que unos pocos Pug sufren un problema vertebral que parece que está provocado por la cola enroscada. Esto suele apreciarse antes de que cumplan los 12 meses y puede provocar, desgraciadamente, que el perro quede lisiado.