BLOG | EDUCACIÓN CANINA EN POSITIVO


Educación canina en positivo


Educación canina

Las técnicas de educación canina han avanzado mucho a lo largo de los años y cada minuto que va pasando se avanza más hacia una mejor convivencia con nuestro perro, desde que los estudios del Sr. Ivan Pavlov que nos dejó allá por el año 1936, él nos encamino correctamente a entender al perro ya que fue el primero en efectuar investigaciones sistemáticas acerca de muchos fenómenos importantes del aprendizaje, como el condicionamiento, la extinción y la generalización del estímulo del perro.

La educación canina en positivo se lleva usando muchos años en EEUU y en el norte de Europa, y ahora parece ser que se ha puesto de moda en España. De moda si se ha puesto, pero nada más lejos de la realidad según mi punto de vista, este método de enseñanza en positivo se lleva usando ya durante muchos años en España.

En España aunque era conocida la educación canina en positivo no se usaba demasiado, ya que aquí era más utilizada la fácil técnica "castigos", por desgracia a día de hoy aún hay adiestradores caninos que usan estas técnicas obsoletas y crueles. Menos mal que los tiempos avanzan y la sociedad se va dando cuenta de que con la violencia y el castigo no llegamos muy lejos, como mucho a someter a un animal por miedo, lo cual no nos interesa en absoluto para enseñarle o adiestrarle.

Es obvio que ir en contra de las leyes de la naturaleza es darnos cabezazos contra la pared y pensar además que solo existe lo positivo también es antinatural, no hay positivo si no existe lo negativo, no hay un sí sin un no, y no existe el mal sin el bien.

"Según las leyes del aprendizaje animal, podemos afirmar que una conducta que reforcemos positivamente tiende a repetirse y una conducta que no reforzamos tiende a extinguirse".

También tenemos que tener claro que los perros por si solos ya saben sentarse, tumbarse, caminar a nuestro lado e incluso venir hacia nosotros, eso sí, si ellos quieren, y todo eso lo saben hacer por ellos solos sin habérselo enseñado nosotros.

Ahora nuestra labor es enseñarles a hacer eso que ya saben hacer por ellos solos cuándo se lo pidamos nosotros, es decir le vamos a poner un nombre a cada uno de esos comportamientos que ellos ya saben hacer como seria por ejemplo un "sitz" cuando queremos que el perro se siente, y hacer que esa palabra "sitz" le resulte divertida y le reporte consecuencias agradables para que así se siente cada vez que nosotros se lo pidamos.

Educación canina

La educación canina en positivo supone un cambio de mentalidad, es decir, le prestaremos atención a lo que queremos que nuestro perro haga bien, en vez de estar pendientes de castigar lo que no nos gusta que haga.

Un educador canino en positivo es un profesional formado y cualificado que aplicará estas técnicas del positivismo en su trabajo y en su quehacer diario, la educación canina en positivo es un método innovador de las formas de trabajo que se han llevado hasta el día de hoy con los perros, se ha implantado el término educación canina en positivo en la sociedad actual como mecanismo de concienciación, relegando y desplazando así la palabra "adiestramiento" pensando que el "adiestramiento" era el remedio para todo lo relacionado con el perro, cuando podemos decir que son perfectamente compatibles ambos términos aplicados en positivo.

En resumen, la educación canina en positivo es un trabajo que ha de realizar un profesional adecuado para ello, que ha de centrarse preferiblemente en la educación temprana y la formación del propietario como base de su trabajo y que se ha de ejercer con mecanismos de aprendizaje positivos basados en las técnicas adecuadas a cada caso, a cada perro, a cada propietario y a cada contexto individualmente.