BLOG | GLUTA


Gluta, un perra que fue abandonada y ahora no puede dejar de sonreír.


Gluta-2

Gluta, una perra rescatada de la calle que venció al cáncer, se ha convertido en una estrella gracias a su enternecedora historia.

Luego de vivir por varios años abandonada fue adoptada por Sorasart Wisetsin, un tailandés, que la cuidó y la transformó en la "perra más feliz del mundo". En redes sociales, Wisetsin comparte diferentes fotos de la actual vida de Gluta, lejos de padecimientos y maltratos.

Gluta tenia metritis, le tuvieron que extirpar el utero y posteriormente le gue diagnosticado un cancer cervical del que, tras un año y medio de quimioterapia, ya se encuentra totalmente curada.

"Sus ojos tristes se llenaron de luz cuando la rescatamos" asegura su dueño que añade: "A partir de ahora siempre habra una sonrisa en su cara".