BLOG

Perro triste

Gua Gua

Nuestras mascotas también se deprimen.

La principal guía para identificar una posible depresión en un animal son los cambios bruscos en su carácter habitual, que derivan en apatía general o compulsividad, ganas de dormir a toda hora, falta de apetito o al revés, ansiedad por comer, falta de interés ante estímulos gratificantes, etc.

La mayoría de las causas de la depresión de tipo exógeno en una mascota están relacionadas directamente o indirectamente con su amo, núcleo familiar o su entorno inmediato.

Gato culpable

Gua Gua

El gato, ese ser enigmático del cual sabemos poco e inventamos mucho.

Un antiguo dicho de nuestras abuelas, que además de recomendar el no manipular cosas con guantes, encierra una honda sabiduría gatuna: "Siete vidas tiene un gato"

Lamentablemente, aunque nuestros amigos felinos tienen unas facultades de agilidad y equilibrio excepcionales, no tienen siete vidas y no siempre salen ilesos de caídas desde alturas considerables. Todos sabemos que si un gato que se cae de un décimo piso, suele consumir sus siete vidas de una sola vez.

Gluta

Gua Gua

Gluta, un perra que fue abandonada y ahora no puede dejar de sonreír.

Gluta era una perra triste que vivía sola después de haber sido abandonada en las calles de Tailandia, pero su vida cambió cuando Sorasat Weinstein la rescató. Su dueño la cuidó, curó sus enfermedades y la convirtió en la perra más feliz de internet, ahora no puede dejar de sonreír y sus fotos triunfan en Facebook y tumblr.

"Sus ojos tristes se llenaron de luz cuando la rescatamos" asegura su dueño que añade: "A partir de ahora siempre habra una sonrisa en su cara".

Raisingtheruf Mario

Gua Gua

Rufus, el perro que más se divierte mientras duerme.

El amor de una persona por su mascota no tiene límites. Mientras algunos deciden mostrar su cariño organizando fiestas de cumpleaños otros, como Sara Rehnmark, deciden convertirlos en protagonistas de las más alocadas aventuras.

Es el caso de Rufus, el perro de esta "bloguera" de Santa Mónica, California. Este can de tres años de raza Pharaoh Hound ha vivido las más divertidas experiencias sin poder imaginarlo, ya que todo lo hizo mientras estaba dormido.