Bengalí

Bengalí | USA | Gatos de pelo corto y somalí

TAMAÑO MEDIANO A GRANDE.

PESO: machos de 8 a 10 kg. | hembras de 4 a 5´5 kg.

ESPERANZA DE VIDA: de 13 a 15 años.


  TEMPERAMENTO:

El gato Bengalí podría parecer un gato salvaje, pero los criadores insisten en que el bengalí es tan amistoso y dócil como cualquier gato domestico.

Sus adeptos describen al bengalí como gatos juguetones, gregarios, y energéticos que tienen una generosa dosis de curiosidad felina y que quieren estar involucrados con sus dueños.

El agua no les intimida, algunas veces ellos se unirán a sus dueños para nadar, siempre y cuando sea bajo sus propios términos.


A pesar de que los gatos con calidad de exposición deben estar a por lo menos cuatro generaciones (F4) del gato leopardo para poder ser exhibidos, las generaciones previas del bengalí se venden como mascotas; por lo tanto, es importante saber lo que estas comprando antes de adquirir un bengalí. Antes de comprar un bengalí de segunda (F2) o tercera generación (F3), asegúrate de que el gato no tenga problemas de temperamento.

  ATRIBUTOS:

ACTIVIDAD:
10 / 10
DOCILIDAD:
8 / 10
AFECTO:
10 / 10
NECESIDADES DE ASEO:
5 / 10
INTELIGENCIA:
10 / 10

  SALUD Y CUIDADOS ESPECÍFICOS:

Aunque no es habitual, pueden aparecer cuadros puntuales de inestabilidad emocional. Esto es debido a sus genes primarios más salvajes. Las organizaciones competentes recomiendan más de cuatro generaciones de cruces con gatos domésticos para afianzar los genes de la domesticación.

El patrón más común para el Gato de Bengala además de su pelo corto y grueso son las distintivas manchas del leopardo distribuidas horizontalmente formando rosetas. Requiere muy pocos cuidados, sólo un enérgico cepillado de vez en cuando para sacudirlo.

El bengalí es un gato "extraño" en el sentido de que le gusta el agua. Por ello, cuando sea posible, es una buena idea dejarle un recipiente grande con agua fresca y limpia para que se remoje. También es necesario prestarle gran atención para que “no se meta en líos”.

HISTORIA:

El gato de Bengala o Bengalí es originario de una mezcla de razas: el abisinio, el americano de pelo corto, el birmano, el Mau egipcio y el gato leopardo de Asia. Durante la década de 1960, un grupo de investigadores californianos estaba estudiando las enfermedades relacionadas con los gatos, como la leucemia y otros cánceres.

Durante esta investigación, uno de los científicos descubrió que los felinos salvajes, como el león y el tigre, eran inmunes a algunas de estas enfermedades. Y así fue como el gato leopardo de Asia se convirtió en un gato doméstico a fin de intentar estudiar cómo hacia frente a estas enfermedades su sistema inmunológico.

Este mismo investigador, en 1963, cruzó a una hembra de gato leopardo de Asia y un gato doméstico negro, la camada resultante estaba formada por una mezcla de crías moteadas y unicolor. Una de las crías con manchas se volvió a cruzar con su padre y la camada resultante tenía crías con manchas. Este fue el origen del gato de Bengala.

El Bengalí actual es una raza muy especial que fascina y encanta a todo aquel que tiene la fortuna de conocer a un espécimen. Sus hermosos colores y patrones lo sitúan, sin duda alguna, en la categoría de las razas exclusivas.

  FOTOS:



  ASPECTO GENERAL:

Este gato tiene una estructura fuerte, pesada y musculosa. Sus huesos son grandes y fuertes. El cuarto trasero es más elevado y la cola es gruesa y de mediana longitud. El macho puede llegar fácilmente a los 7-8 kg.

La cabeza es ancha, redondeada y levemente acuñada, las orejas son pequeñas y las mandíbulas anchas y fuertes. En términos generales debe mantener el aspecto salvaje. La nariz es larga y ancha, la piel de la punta es de color rojo ladrillo y tiene una línea negra que recorre todo su borde (característica del esquema Tabby o atigrado).

Los ojos son grandes, de forma almendrada y color amarillo-verdoso, pueden ser azulados en la versión “nieve”. El pelo se aplasta sobre el cuerpo, es corto, suave y espeso.

En cuanto al manto, esta raza es una de las pocas que solo puede tener un esquema de tipo atigrado (Tabby). Genéticamente se corresponde al gen T que se expresa como un dibujo moteado (spotted) y al gen tb que se expresa como marmolado (marble).

Los colores de la base pueden ser en varias tonalidades claras como: marfil, crema, amarillo, dorado y naranja. Las manchas son oscuras y pueden ser negras, chocolate o canela. Hay una versión “nieve” con un fondo muy claro, casi blanco y manchas que pueden ser rojizas o negras. En todos los casos la punta de la cola es negra al igual que las almohadillas plantares. El abdomen es moteado.