Angora Turco

Angora Turco | Turquía | Gatos de pelo semilargo

TAMAÑO PEQUEÑO-MEDIANO.

PESO: machos de 2´5 a 5 kg. | hembras de 2´5 a 5 kg.

ESPERANZA DE VIDA: de 12 a 16 años.


  TEMPERAMENTO:

Quien elija como compañero a un Angora Turco se encontrará con un gato activo, fiel y cariñoso. Su carácter es gentil, vital, simpático y juguetón.

Prefieren vivir con una única persona, pero pueden aceptar a otros congéneres. Suelen, por ello, tener un favorito en la familia, al que le demuestran su afectuosidad restregándose contra sus piernas.

Es extremadamente inteligente, por lo que podrá reconocer hasta diez palabras, así como determinados juegos.


Le encanta jugar con pelotas pequeñas e incluso es capaz de recoger los juguetes que les lancemos. Como conserva instintos de caza, es preferible fomentarlos con 'ratones' de tela. Le gusta comunicarse con sus amos y los juguetes interactivos son la forma más fácil de conseguirlo.

  ATRIBUTOS:

ACTIVIDAD:
10 / 10
DOCILIDAD:
9 / 10
AFECTO:
9 / 10
NECESIDADES DE ASEO:
6 / 10
INTELIGENCIA:
10 / 10

  SALUD Y CUIDADOS ESPECÍFICOS:

El Angora Turco no necesitará un cuidado demasiado exhaustivo, tan sólo cepillados esporádicos. Su larga cabellera nunca se apelmaza al no poseer pelusa lanosa.

El Angora Turco suele ser un gato sano y longevo. En los ejemplares blancos existe riesgo de sordera congénita, especialmente en los ejemplares de ojos dorados y dispares. Debido al largor de su pelaje, también se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo), fácilmente tratables con alguna solución a base de aceite de parafina.

HISTORIA:

La raza de Gato Angora es una raza natural proveniente de Turquía en la región de las altas mesetas (en las proximidades del lago de Van), donde tomó el nombre de su capital Angora, actualmente Ankara.

A partir del siglo XVI fue llevado a Europa y luego paulatinamente al resto del mundo. Hubo inmediatamente una gran predilección por este gato de pelo semilargo y sedoso. El gato de raza angora estuvo muy de moda en los círculos aristocráticos del siglo XVIII y por ello se consideraba como un regalo real.

Rápidamente, conquistó el mundo entero y se extendió por numerosos países. El gato de raza angora fue utilizado para crear las diferentes razas de pelo largo, especialmente el persa.

Sin embargo, según cuenta la historia, luego fue olvidado y estuvo a punto de extinguirse durante la primer mitad del siglo XX, a tal punto que fue recuperado de unos pocos ejemplares que tenía el zoológico de Ankara mediante un programa de recuperación de la raza. Incluso la exportación de la raza de gato angora llegó a ser castigada con la muerte para un turco o con la cárcel de por vida para un extranjero.

  FOTOS:



  ASPECTO GENERAL:

El gato de raza angora es un gato elegante y atlético, proporcionado y de tamaño pequeño a mediano cuyos ejemplares suelen pesar entre 2´5 y 5 kilogramos.

El cuerpo es esbelto, largo, robusto y musculoso; las extremidades son finas y largas siendo las posteriores más altas que las anteriores y las almohadillas plantares pequeñas.

La cola es delgada y larga caracterizada por una gran densidad de pelo. Suele estar baja con respecto al cuerpo, si bien cuando el animal se desplaza deprisa puede alcanzar la cabeza. Esta es de tamaño pequeño a mediano, de tipo triangular, con la nariz alargada y recta.

Tiene orejas grandes puntiagudas y tiesas con mechones de pelos en su porción anterior. Los ojos son de tamaño mediano a grande y de forma ovalada. Los colores acompañan el pelaje, siendo el ámbar y el cobre el más común. En los gatos blancos puede encontrarse un ojo amarillo y otro azul. El perfil es recto, con una ligerísima curva. El mentón suavemente redondeado, cuyo extremo forma una línea perpendicular con la nariz.

El manto, que carece de pelaje interno, es largo, sedoso y extraordinariamente suave al tacto pudiendo formar un collar en el cuello en los machos adultos (hacia los dos-tres años).

Aparentemente se produjo la primer mutación de pelo largo, incorporándose al genoma felino el gen l, de carácter recesivo (el gen natural en el gato se denomina "L" y es de pelo corto). El pelo se desarrolla completamente recién luego de los dos años de edad.

Originariamente se criaban solo en color blanco con ojos color ámbar o azules o uno de cada uno. Posteriormente se aceptaron prácticamente todos los esquemas de color menos el siamés. En Europa fue reconocido en 1988 y sólo con el color blanco, con tres posibles coloraciones de ojos: azul, ámbar y dispares.

Una variante de la raza es el llamado Turco Van, originario de la zona del lago Van en Turquía (algunos lo consideran otra raza). Este gato es en esencia igual al gato de raza Angora pero tiene el esquema bicolor llamado Van, o sea que es todo blanco con unas pequeñas manchas de color sobre la cabeza y la cola.